CONTROL DE AGUA:
El riego de las zonas ajardinadas supone un gasto en consumo de agua para los ayuntamientos que debe ser racionalizado para conseguir tener espacios sostenibles.
Los principales beneficios son la reducción en el consumo de agua de riego y recursos energéticos.


GESTIÓN DE RESIDUOS:
Edigal dispone de mecanismos que permiten determinar el nivel de detalle de los diferentes contenedores (residuos orgánicos, vidrio, plástico, papel...). De esta manera se consigue un ahorro de energía y una reducción de las emisiones de CO2, una reducción de la contaminación acústica, un ahorro en las cuotas de recogida de residuos y una mejora en el bienestar de los vecinos.